Las nuevas tecnologías al servicio de la PRL

Historias de la PRL por Rosa Alcalá

Han pasado más de dos siglos desde que en las minas alemanas se generalizara el uso de un ave, los canarios, como “detector de gas” y método de prevención del riesgo para los mineros. Se apunta que fue el biólogo escocés John Scott Haldane (1860-1936) el primero en proponer que se usaran animales como “alarma” ante la presencia de concentraciones del peligroso CO.

Pero no solo se utilizaron canarios en las minas, también ratones y lo más curioso: ponis. El uso de ponis se dio en la Inglaterra victoriana cuando por ley se prohibió el trabajo a menores de 10 años y se les sustituyó por este simpático animal ya que, por su diminuto tamaño, eran estupendos para el transporte de material en el interior de la mina.

Ahora, en pleno siglo XXI, las nuevas tecnologías han supuesto una gran revolución por su avance y por la seguridad que ofrecen al trabajador. Aquellos “animales centinelas” han dado paso a una nueva visión de la Prevención de Riesgos Laborales, y lo hace a través de unas herramientas cada vez más sofisticadas como son el uso de Drones, de Simuladores, de Exoesqueletos, de Robots que buscan salvaguardar la vida del trabajador.

Pero no podemos dejar de citar la parte informática que facilita el trabajo y la toma de decisiones que, al fin, también favorecen la seguridad, tal sería el caso del uso de Aplicaciones, Big Data o los propios móviles.